¿Cuántas frigorías necesito para una habitación?

Unidad de aire acondicionado portátil

Conocer las frigorías del aire acondicionado puede proporcionar información muy útil incluso antes de comprarlo. Con estos datos se obtienen detalles de su capacidad de refrigeración, el espacio recomendado y su consumo eléctrico aproximado. Contar con esta información puede ayudar a adquirir el mejor para el hogar o el trabajo sin decepcionarse.

La frigoría es una unidad de refrigeración y define, concretamente, la cantidad de energía que se necesita para disminuir 1°C en 1 gramo de agua. En cuanto a los acondicionadores de aire, las frigorías indican la cantidad de calor que el equipo puede extraer de una habitación.

La elección de qué aire acondicionado comprar puede ir acompañada de la duda de cuántas frigorías necesito para enfriar una habitación. Para obtener este dato, existen métodos de cálculo de aire acondicionado que pueden ayudar a elegir el modelo adecuado para evitar molestias posteriores.

Conocer la capacidad del equipo desde este punto de vista no será posible hacerlo con el mando a distancia del aire acondicionado, por lo que habrá que optar por otras vías, para poder elegir sabiamente el modelo más útil.

Acondicionador de aire más pequeño

CT: Capacidad de refrigeración. El tamaño térmico de un frigorífico se conoce como su capacidad, es decir, su potencia de refrigeración, en vatios en unidades del SI, pero a veces se utilizan unidades más antiguas en algunos lugares, como la frigoría/hora (4180/3600=1,16 W) o la tonelada (3575 W). Se podría argumentar que es más conveniente tener una unidad distinta para la potencia eléctrica (el vatio), una unidad distinta para la potencia de calefacción (por ejemplo, la caloría), una unidad distinta para la potencia de refrigeración (por ejemplo, la frigoría), etc., y así poder decir de forma concisa y clara que un aparato de aire acondicionado doméstico tiene, por ejemplo, 1000 W, 1000 frigorías y 1000 calorías, en lugar de tener que decir que tiene 1000 W de consumo eléctrico, y puede dar 1000 W de calefacción (utilizado como bomba de calor) o 1000 W de refrigeración. Bien, una denominación más precisa puede ayudar incluso a costa de ampliar el vocabulario, pero no si se requieren diferentes factores de conversión de unidades.

La gama de potencias frigoríficas depende de la aplicación, desde el pequeño frigorífico de minibar, que requiere unos 100 W de refrigeración (y consume unos 100 W de electricidad), hasta el típico acondicionador de aire para una sola habitación, de 2 kW de refrigeración (y 1 kW de consumo eléctrico), pasando por el típico sistema de aire acondicionado para autobuses, de unos 30 kW de refrigeración (normalmente accionado por el motor del autobús), o un sistema de refrigeración para grandes almacenes, de unos 10 MW de refrigeración (normalmente accionado por una central de cogeneración; La cogeneración también se denomina «combinación de calor y electricidad», CHP; la combinación de refrigeración, calefacción y electricidad, CCHP, también se conoce como trigeneración).

Unidad de aire acondicionado pequeña para habitación

Cuando nos decidimos a comprar un aire acondicionado, una de las primeras dudas que nos surgen es qué tipo de aparato comprar, ya que son muchas las marcas, precios y modelos disponibles en el mercado. Sin embargo, a veces no razonamos en otros elementos más importantes que, a largo plazo, se traducen en mayores beneficios para nuestro bolsillo.

Si bien elegir un sistema de aire acondicionado de una marca reconocida es fundamental, también es importante conocer otros detalles antes de hacer la elección. Esto es lo que debes saber antes de comprar un sistema de aire acondicionado.

El aire acondicionado central se recomienda para los hogares que tienen conductos de aire preinstalados; el aire acondicionado de pared o split es mejor para los hogares que no tienen conductos de aire. Y por último, el aire acondicionado portátil es muy útil para aquellas personas que no pueden instalar un equipo fijo por diferentes circunstancias, ya sea porque viven en una vivienda alquilada o porque el espacio o la fachada no lo permiten.

También hay que pensar si se quiere climatizar el salón o una habitación, para lo que sería conveniente instalar el sistema Split; si, por el contrario, su intención es enfriar toda la casa o su negocio, entonces la opción más sensata sería comprar un sistema de aire acondicionado centralizado.

Tipos de aire acondicionado

El aire acondicionado ha sido uno de los inventos más útiles de los últimos años. La reducción del consumo energético, junto con la mejora de la calidad de vida en zonas muy calurosas o en verano, lo han convertido en un importante aparato doméstico o empresarial.

En muchos lugares, sobre todo en los espacios con aire acondicionado centralizado y en las oficinas, hay un gran sistema de aire acondicionado que ventila todo el espacio a través de tuberías y conductos de ventilación. Aunque tiene un coste de instalación elevado, es más eficiente y permite una climatización uniforme en todos los ambientes.

Los aires domésticos más comunes son los de ventana y los split. Los primeros son cada vez menos utilizados debido a sus elementos contaminantes, ya que su instalación necesita hacer un hueco considerable en una pared exterior, lo que además es ruidoso.

Los aires split tienen una unidad que se instala en el exterior y otra en el interior, que distribuye el aire generado. Son más silenciosos. La ventaja añadida de los Split es que sólo hay que hacer un agujero de menos de 10 cm. de diámetro para comunicar los dos componentes.